+506.22088118 OftalmoCIMA

+506.22212344 San Bosco

Copyright © Dra. Monica Evans Tinoco.

Dra. Monica Evans Tinoco


¿Conoce usted qué es la Uveitis?


Cuando vemos un ojo rojo, ya sea en niños o en adultos, usualmente lo primero
que pensamos es en “conjuntivitis”, sin embargo un ojo rojo puede ser signo de
otra patología más seria y complicada llamada “uveitis” que amerita un pronto
diagnóstico y tratamiento para evitar complicaciones que lleven a la pérdida de
visión. Muy frecuentemente, la historia es de un paciente con ojo rojo a quien le
diagnostican conjuntivitis y le recetan antibióticos en gotas o crema (gentamicina
por ejemplo) y sus síntomas no mejoran, si no que más bien empeoran o agrega
otros síntomas (visión borrosa, dolor ocular, sensibilidad a la luz) por lo que
consulta de nuevo y es referido al oftalmólogo quien diagnostica uveitis.


El término “uveitis” significa inflamación ocular. Uveitis no es una sola
enfermedad si no un grupo de enfermedades oculares y/o sistémicas que
provocan inflamación en los ojos. Idealmente, debe ser manejada por un 
profesional con experiencia en uveitis pues debe tratarse temprana y adecuadamente
 para evitar serias complicaciones oculares y pérdida de visión (ceguera). 
Un mismo tipo de uveitis varía en evolución y respuesta al tratamiento de paciente 
en paciente por lo que el tratamiento es individualizado.


Que tan frecuente es la Uveitis?
Uveitis es la quinta causa de ceguera en Estados Unidos. Sin embargo, en
algunos países todavía ocupa el tercer lugar. La prevalencia de uveitis en
Estados Unidos es de aproximadamente 1% de la población. Se calcula que 1 de cada 120
personas tiene uveitis. En este país hay 38000 casos nuevos al año. Uveitis
afecta principalmente a edades del grupo trabajador de la sociedad, es decir
de 20 a 50 años. De un 5 a un 10% de los casos de uveitis ocurren en niños
menores de 16 años. En este último grupo la uveitis tiende a ser de más difícil
tratamiento y más severa que en los adultos.


Clasificación de Uveitis


La uvea representa la capa pigmentada y vascular del ojo y consiste de
tres partes: iris, cuerpo ciliar y coroides. Así, la uveitis es la inflamación de
cualquiera de estas capas, una sola o varias a la vez. Se clasifica de acuerdo a
la estructura anatómica que se afecta, a la duración y si afecta uno o dos ojos
en:


De acuerdo en estructura anatómica:


1.Uveitis anterior: Afecta el iris y/o cuerpo ciliar anterior (parte adelante del ojo)
2.Uveitis intermedia: Afecta cuerpo ciliar posterior (parte intermedia del ojo)
3.Uveitis posterior: Afecta coroides y/o retina (parte de atrás del ojo)
4.Panuveitis: Afecta todas las capas: iris, cuerpo ciliar y coroides


De acuerdo a la duración:
1.Agudo: la inflamación resuelve rápidamente (usualmente menos de un mes).
2.Crónica: luego de suspender el tratamiento rápidamente se activa (en menos
de 3 meses sin tratamiento). Esta última requiere tratamiento más prolongado y
con medicamentos especiales.


De acuerdo al ojo que se afecte:
1.Unilateral: solo un ojo
2.Bilateral: dos ojos


Qué siento cuando tengo uveítis?


Los síntomas, causas y tratamiento son diferentes dependiendo del tipo de
uveitis. Es importante, una vez que se diagnostica, que el oftalmólogo clasifique
la uveitis para que explique al paciente las causas, tratamiento y pronóstico.


Los síntomas varían de acuerdo al tipo de uveitis e incluyen: ojo rojo, dolor
ocular, sensibilidad a la luz (fotofobia), visión borrosa y flotadores. Pueden estar
presentes uno o todos los síntomas dependiendo del tipo (ver tabla)



Mas FrecuenteMenos Frecuente 
Uveitis AnteriorTriada: Ojo rojo+dolor ocular+sensibilidad a la luz*
Visión borrosa
Uveitis Intermedia
Flotadores, visión borrosa
Ojo rojo, dolor, sensibilidad a la luz
Uveitis Posterior
Visión borrosa, flotadores
Ojo rojo, dolor, sensibilidad a la luz
Panuveitis
Triada flotadores, visión borrosa





   





* Triada significa que se dan los tres síntomas a la vez


Causas de Uveitis


Hay muchas causas sin embargo de 10 pacientes con uveitis: 5 tendrán un
diagnóstico específico y 5 nunca se encontrará la causa específica de la
inflamación (lo que se denomina idiopático). El oftalmólogo que diagnostique
uveitis debe definir si es infecciosa o autoinmune y así enviar exámenes de
sangre para aclarar el diagnóstico. Es importante encontrar la causa específica
de la uveitis, pero más importante es un adecuado tratamiento pues de este
último depende que la uveitis se inactive (se cure). Un tratamiento inadecuado
hace que la uveitis se vuelva crónica y esto lleva a complicaciones oculares que
pueden causar ceguera.


Las causas son:
1.Autoinmune: a. Ocular (inflamación solo en ojos)
b. Sistémico (inflamación en ojos y otra parte del cuerpo ej.
enfermedades reumatológicas como artritis reumatoidea, lupus,
etc.)
2.Infección: toxoplasmosis, sífilis, tuberculosis, herpes, citomegalovirus,
toxocariasis, etc.
3.Trauma o cirugía
4. Idiopática: no se encuentra causa específica


Diagnóstico


El diagnóstico se hace con base en un examen oftalmológico que incluya:
• Examen con lámpara de hendidura y fondo de ojo (bajo dilatación)
• Exámenes de sangre que se indican de acuerdo al primer punto
• Otros exámenes oculares específicos y dirigidos de acuerdo al caso:
angiografía, OCT, ultrasonido ocular


Complicaciones y Tratamiento de Uveitis


La uveitis debe ser tratada de forma temprana y adecuada para evitar daño ocular.
Las complicaciones que pueden ocurrir en el ojo por uveitis son: catarata,
sinequias (adherencia de tejidos), hipertensión ocular, glaucoma, edema
macular, opacidad vítrea, pérdida del campo visual, cicatrices en la retina/
coroides, neovascularización, etc. Todas estas complicaciones pueden llevar a
pérdida de visión hasta ceguera.


El tratamiento depende de la clasificación y el comportamiento de la uveitis
(severidad, causa específica, si es aguda o crónica). Por lo general, la
primera línea de tratamiento es corticoesteroides tópicos (gotas) y/o orales
(ej.prednisona). Si la uveitis es crónica o aún utilizando corticoesteroides sigue
activa se debe recurrir a la segunda línea de tratamiento que consiste en
medicamentos inmunosupresores (ej. metrotexate, ciclosporina, etc).
Si usted cree tener síntomas de uveitis debe consultar de inmediato.